InicioMantén tu cuerpo activo y mente sana10 alimentos que todo adulto debería incluir en su dieta

La alimentación constituye la base de una buena salud física y mental. Todo lo que comemos y tomamos es información que le damos a nuestro organismo para que funcione de manera correcta y, aunque a lo largo de la vida nuestra alimentación puede variar, hay unos alimentos que son esenciales y que todo adulto debería incluir en su dieta. Entendiendo dieta no como una manera restrictiva de comer, sino como todo lo que nos llevamos a la boca.

Aquí te contamos cuáles son esos 10 alimentos que todo adulto debería consumir:

  1. Proteínas: de origen animal o vegetal, las proteínas son fundamentales para el buen funcionamiento muscular, son un macronutriente esencial para proteger órganos y huesos. La cantidad de proteína recomendada para los adultos es de 1.5 gramos por cada kilogramo de peso. Las proteínas no solo son carne de res, cerdo o pollo; también se encuentran en los huevos, pescados, y legumbres. Recuerda incluir proteína siempre en tus comidas.
  2. Grasas buenas: alimentos como el aguacate, las aceitunas, el aceite de oliva y las nueces son ricos en omega 3 y 6, ideales para proteger nuestro cerebro de enfermedades degenerativas como el alzheimer. Además aportan muchos nutrientes y generan mucha saciedad, lo cual evita que comamos de más. 
  3. Zanahoria: a partir de los 40 años, nuestra visión y salud de los ojos comienza a disminuir y deteriorarse, por lo que incluir alimentos ricos en vitamina A como la zanahoria es vital para prevenir enfermedades oculares. 
  4. Arándanos: estas deliciosas bayas son altas en antioxidantes, por lo que protegen nuestras células de la oxidación, lo cual se refleja en una piel sana, menos dolores en las articulaciones y buena recuperación muscular. Además aportan muchos nutrientes que generan sensación de llenura y dulzor, sin elevar mucho la insulina. 
  5. Probióticos: son organismos vivos o micro bacteria, que se encuentran en diferentes alimentos como el yogurt, los panes de masa madre y algunos quesos fermentados. Estos organismos son fundamentales para una buena salud digestiva y protección intestinal. Los alimentos o productos que los contienen, lo anuncian en su etiqueta. 
  6. Champiñones o setas: son ricos en vitamina D, fundamental para la buena absorción del magnesio y de otros nutrientes, la protección de los huesos y de los músculos. Lo mejor de las setas es que son súper versátiles y las puedes cocinar de diferentes maneras y prepararlas en distintos platos. 
  7. Verduras de hoja verde: rúgula, lechuga romana, lechuga crespa, col rizada o kale, espinacas, estas verduras de hoja verde son importantísimas en nuestra dieta pues aportan pocas calorías y muchos nutrientes y vitaminas como la A, B, K, hierro, potasio y fibra. Para hacer una cena saciadora y llena de vitaminas prepara una ensalada con hojas verdes, aguacate (grasa buena) y proteína de tu elección. 
  8. Cúrcuma: esta especia es un poderoso antiinflamatorio gracias a sus compuestos llamados curcuminoides, que alivian dolores estomacales, mejoran las funciones hepáticas y ayudan a eliminar piedras en la vesícula, su consumo frecuente disminuye el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y es un antidepresivo natural que se utiliza para mejorar estados de ánimos. De color amarillo intenso, da un gran sabor a las comidas y es una medicina preventiva natural llena de antioxidantes y nutrientes. 
  9. Sandía: compuesta por agua principalmente, esta fruta proporciona hidratación por su alto contenido de electrolitos, lo que la hace una gran aliada a la hora de saciar el apetito y controlar el peso; es rica en citrulina que se transforma en arginina, un aminoácido que favorece la flexibilidad de las arterias y los vasos sanguíneos protegiendo nuestro sistema cardiovascular.
  10. Hummus: es una crema a base de garbanzos y tahini. Hacerla en casa es muy fácil y económico. Este famoso alimento árabe que se hace mezclando garbanzos cocinados, limón, tahini (pasta de sésamo), aceite de oliva y pimienta es rico en proteína lo cual lo hace ideal como alternativa a las proteínas de origen animal, contiene ácido fólico, hierro, tiamina, vitamina B, fósforo, potasio y magnesio, entre otros minerales, que promueven un buen funcionamiento cerebral y protegen los órganos. Es perfecto para untar en panes, tostadas, arepas, ensaladas o como dip para un pasante. 

Incluye estos alimentos en tu dieta y descubre lo delicioso que es cuidar tu salud desde adentro hacia afuera.