InicioMantén tu cuerpo activo y mente sanaDuelo en tiempos de COVID-19, despidiendo a un ser querido
Descargar documento

Todos nos hemos preguntado cómo hacer un duelo en tiempos de COVID-19, cómo vivir ese proceso desde la distancia, cómo despedir a un ser querido cuando las circunstancias nos impiden verlo, acompañarlo, asistir a los rituales. Otros han vivido en carne propia la experiencia y pueden estar presentando serias dificultades emocionales y psicológicas por no haber podido realizar un proceso de duelo normal.

Por eso, en tiempos de COVID-19 es importante tener a la mano algunos recursos para apoyarnos mientras seguimos adelante. Aquí algunos consejos sobre cómo hacer un duelo en tiempos de COVID-19:

  1. Recuerda que la distancia a la que estamos obligados es física, pero no emocional. Haz tu propio ritual de despedida desde casa, con fotos del ser querido al que despides y objetos que le pertenezcan. Según tu religión o tu práctica espiritual puedes hacer algo que te permita poner tu dolor fuera de tu cuerpo, sentir la presencia de ese ser querido y hablarle desde tu corazón hasta soltarlo.
  2. La meditación es una herramienta muy poderosa. Te permite estar conectado con tu experiencia de una manera consciente para que reconozcas dónde se siente más dolor y cómo puedes empezar a tramitarlo. Medita todos los días, no evadas la tristeza, llora lo que necesites; ya verás cómo con el tiempo el dolor se va disipando.
  3. Reúnete virtualmente con amigos o familiares que estén compartiendo tu mismo dolor. Habla de esa persona las veces que sientas necesario hacerlo, no te hagas el fuerte, permítete ser vulnerable y sentir cada emoción que llega. Compartan recuerdos alegres, divertidos y lloren juntos. El apoyo grupal es un recurso importante.
  4. Encuéntrale un sentido a esa experiencia. La libertad del ser humano radica en su capacidad de hacer de cada experiencia algo enriquecedor. Toma tiempo pero irás encontrando aceptación y un motivo para continuar tu vida desde el amor que sientes por ese ser que se fue en lugar de sentirte bloqueado por el dolor.
  5. Haz algo en nombre de esa persona. Acciones altruistas como ayudar a otros a llevar su proceso, sumarte a una fundación, hacer una donación o sembrar un árbol ayudan a canalizar el dolor y a transformarlo en una experiencia positiva.
  6. Si sientes que el dolor se hace insoportable al pasar los días, que el sufrimiento no disminuye y te impide realizar actividades cotidianas debes buscar ayuda profesional. No tenemos por qué llevar solos una carga que se nos hace demasiado pesada. Intentar hacerlo sin contar con los recursos necesarios puede llevarnos a estados de depresión profunda, y existen profesionales capacitados y dispuestos a acompañarte en tu proceso para que aprendas a elaborar mejor el duelo.  

Y recuerda: cómo hacer un duelo en tiempos de COVID-19 puede resultar más complejo que un duelo en condiciones normales, pero como en toda situación adversa, existen recursos para afrontar esta experiencia sin que el sufrimiento nos abrume por completo.