InicioMantén tu cuerpo activo y mente sanaEjercicio en casa ¿qué tan saludable es? Todo lo que necesitas saber para ejercitarte como un profesional sin descuidar tu salud
Descargar documento

En medio de todas las actividades que hacemos en el día en estos tiempos de estar en casa, el ejercicio puede traernos muchísimos beneficios para nuestra salud física y mental. Sin embargo, excedernos o hacer ejercicios en casa incorrectamente, puede traernos dolores o lesiones incómodas. Aquí te damos algunos consejos para que tengas en cuenta antes de empezar a ejercitarte por tu cuenta que, está muy bien, pero sin descuidar tu salud y siempre escuchando a tu cuerpo y sus necesidades.

Aprender a conocer tu cuerpo y sus límites es fundamental para establecer tu rutina de ejercicios en casa. Si apenas estás empezando a ejercitarte, elige rutinas o caminadas cortas, esto activará tus músculos y les enviará un mensaje para que despierten. Entre 15 y 30 minutos de ejercicios moderados es lo recomendable para comenzar tu día con toda la energía. 

Si por el contrario ya tienes un estado físico más resistente y empiezas a sentir que lo que haces ya no te cansa ni sudas tanto, opta por incluirles un poco de peso a los ejercicios en casa. Si no tienes mancuernas ni pesas, llena dos termos de la misma capacidad con agua y listo. También puedes meter dos o tres libros, no muy pesados, en un morral y realizar actividades con esta carga. Recuerda siempre cargar un peso moderado y soportable. No te excedas. 

Por más suaves o intensos que sean los ejercicios en casa, no olvides hacer mínimo 5 minutos más de estiramiento. Esto evita lesiones, dolores y les permite a los músculos una recuperación adecuada. 

Estar en casa no significa estar ocupados todo el tiempo. Tu cuerpo también necesita descanso y más aún si te estás ejercitando. Haz ejercicio o actividad física máximo 4 días a la semana y permítete descansar para no cargar las articulaciones y evitar molestias. 

Mántente hidratado. Antes, durante y después de realizar ejercicios en casa o al aire libre, el consumo de agua es fundamental para la recuperación muscular. Los expertos sugieren una dosis de 2 litros al día, aproximadamente. Elige el agua para acompañar tus comidas y evita las gaseosas y jugos altos en azúcar. 

El ejercicio en casa debe realizarse en un espacio adecuado libre de objetos que puedan romperse o lastimarte. Adecúa un espacio ventilado y cómodo donde puedas moverte libremente. Establece una rutina con su horario para que no se te vaya el día sin haberte ejercitado. Si tienes mascota, opta por un paseo de 20 o 30 minutos al aire libre. Esto también cuenta como actividad física y además de ejercitarnos, nos despeja la mente. 

Los ejercicios en casa pueden ser tan versátiles como tú quieras. Hay muchos videos en Youtube, aplicaciones gratuitas o pagas para definir rutinas, muchos gimnasios y entrenadores personalizados están dando sus clases a través de plataformas digitales, y los especialistas están atendiendo consultas virtuales. Todas estas opciones son válidas y son alternativas muy útiles para un ejercicio adecuado y sin lesiones. 

No pierdas la motivación y anímate a empezar tu día con toda la energía para ejercitarte como un profesional sin descuidar tu salud.