InicioMantén tu cuerpo activo y mente sanaEjercicios para la memoria: 5 ideas para practicar en casa

Hacer ejercicios para la memoria te ayudará a sentirte activo, con energía y mejorará notablemente tu concentración.

Hacer ejercicios para la memoria es tan beneficioso para la salud como alimentarse bien, o estirar todas las mañanas. Con estos 5 ejercicios para la memoria te sentirás activo, con energía y súper concentrado.

1. Utiliza tu mano no dominante

Cuando cambias de mano para realizar actividades cotidianas como lavarte los dientes, comer, peinarte o vestirte, estás utilizando el lado opuesto del cerebro. Este ejercicio es fundamental para hacer nuevas conexiones neuronales y ejercitar la memoria a corto y largo plazo.

2. Arma rompecabezas

Estar bien en casa puede incluir actividad diferentes a cocinar, organizar y pasar tiempo en familia. Uno de los mejores ejercicios para la memoria es armar rompecabezas; además de ser una actividad muy entretenida, tiene muchos beneficios para tu cerebro: mejora tu concentración, fomenta tu creatividad, disminuye el estrés y la ansiedad, y ¡lo mejor! te ayuda a mejorar tu memoria visual.

3. Haz sudokus y crucigramas

Estas actividades en casa mantienen tu mente activa y alerta. Los beneficios de hacerlos incluyen: mejoran tu pensamiento lógico, estimulan tu memoria a largo plazo, y reactivan las neuronas en tu cerebro ayudándote a prevenir enfermedades como el Alzheimer. ¡Anímate a hacerlos en familia!

4. Dibuja el símbolo del infinito

Coge una hoja en blanco y un lápiz. Empieza a dibujar un ocho empezando por el centro, continúa hacia la izquierda, vuelve al centro y termínalo por la derecha. Haz uno grande y repásalo las veces que quieras, o intenta hacer muchos de distintos tamaños y colores. Este es uno de los mejores ejercicios para la memoria para practicar en casa. Entretenido, fácil y relajante.

5. Tocar tus rodillas con los codos contrarios

El movimiento es también una de las mejores maneras de ejercitar la memoria, exigiéndole a tu cerebro hacer movimientos y recorridos que hace mucho tiempo no realizas. Párate en un lugar de tu casa donde puedas moverte libremente, eleva la rodilla izquierda mientras llevas el codo derecho a tocarla, y viceversa. Haz 3 series de 20 repeticiones cada una, y descansa un minuto entre ellas.

Esta es una forma perfecta para empezar el día con la mejor concentración y energía. Lo mejor de estos ejercicios para la memoria es que los puedes variar y, sobre todo, hacerlos en cualquier momento y a cualquier hora del día. Aprovéchalos para salir de la rutina, llenarte de energía y proteger tu cerebro. Estar bien en casa es fácil y entretenido.