InicioMantén tu cuerpo activo y mente sanaNunca es tarde para escribir. Guía para empezar a escribir un libro

¿Te has preguntado alguna vez cómo escribir un libro?

El arte de contar historias de vida es uno de los más antiguos de la humanidad. Gracias a la transmisión de conocimientos y experiencias, el ser humano ha podido comprender otros momentos y épocas de la Historia, y conocer sus protagonistas. Por eso, es tan normal que en algún momento de la vida, nos preguntemos cómo sería escribir un libro, de vivencias propias o inventadas, como una forma de poner en palabras todo lo que pensamos.

Aquí te damos algunos consejos que pueden servirte para recorrer la aventura de escribir un libro que, si bien no es algo tan complicado como parece, sí requiere de esfuerzo, compromiso y disciplina. Estar en casa es, sin duda, un buen momento para comenzar con este proyecto.

  1. El primer consejo sobre cómo escribir un libro es: escribe. Sí, es el más simple, pero es el más importante. La escritura es un oficio, es decir, se pule y perfecciona con el tiempo. Mientras más escribas, más fácil se hace. Hazles cartas a tus amigos y familiares, exprésales lo que sientes por ellos y trata de incluir siempre alguna anécdota en particular que recuerdes con mucha intensidad. No tienes que mandar las cartas, solo hazlo por el puro placer de empezar a ejercitar tu pluma y tus recuerdos, que son la base de cualquier escritor. 
  2. Desglosa tu proyecto. ¿Qué significa esto? Poner en palabras, de la manera más detallada posible, sobre qué quieres escribir, cómo te imaginas tu libro, cuál sería el título, quiénes son los personajes, cuál tema vas a tratar, o qué tipo de historia es. ¿Quieres escribir sobre alguna experiencia personal, o es una historia de ficción? Recuerda que en la narración todo lo vivido funciona y se puede adaptar a personajes y lugares inventados. 
  3. Cuando decidas emprender el proyecto de escribir un libro es importante que establezcas un horario fijo diario de escritura. Algunos escritores optan por madrugar y a otros les funciona más en la noche. Eso depende de ti y de tus actividades diarias, pero sí es fundamental que hagas el tuyo. Esto te dará orden y disciplina. No importa si en esas dos o tres horas solo escribes una página o un renglón. La única respuesta a cómo escribir un libro es esta: escribiendo todos los días. 
  4. Una vez establezcas tu jornada de escritura, dispone un lugar de la casa donde puedas hacerlo tranquilo. Antes de sentarte a escribir, lleva los implementos que necesites: café, agua, té, lapiceros, marcadores, tablero, computador y cargador. Evita distraerte con el celular o con otras actividades, y no olvides decirle a las personas con las que vives que no te interrumpan. Este tipo de normas, aunque suenan muy estrictas son las que te darán el hábito de la escritura y te permitirán llevar el proyecto del libro a cabo. 
  5. No te adelantes. Hacerte preguntas como: ¿será que a alguien sí le va a gustar lo que escribí? ¿me van a publicar? ¿valdrá la pena el esfuerzo? Evita al máximo estos cuestionamientos. Primero escribe, luego termínalo. Una vez tengas el manuscrito en tus manos podrás pensar en lo siguiente. La mayoría de editoriales tienen sitios web y correos de contacto donde reciben, en ciertos momentos del año, los manuscritos. Pero mientras escribes, eso no es lo importante.
  6. Cuando termines el grueso del libro empieza a corregir y a editar. Divídelo por capítulos o secciones y pídele a alguien de tu confianza, quizá un amigo lector, que lo lea y te haga comentarios. Esto te dará perspectiva para hacer un proceso de edición y corrección, tanto de fondo como de forma.

Una vez más, no te preocupes tanto por el cómo escribir un libro, todos los autores tienen distintos procesos creativos, y todos son válidos. Lo principal es que tengas una idea y la ejecutes. Luego se pulirán los detalles. Simplemente, ¡escribe!