InicioMantén tu cuerpo activo y mente sanaRitual para conectarte con tu centro energético

Vive una experiencia espiritual conectándote con tu centro energético.

Nuestro cuerpo tiene 7 puntos de energía o chakras, distribuidos desde la cabeza hasta el coxis. Cada uno de ellos cumple una función diferente y está asociado a glándulas endocrinas y puntos de acupuntura. Cada persona tiene unos puntos de energía más desarrollados que otros, unos con mayor carga energética y unos con menos. Mantenerlos alineados es la mejor manera para aprender cómo conectarte con tu centro energético, es decir, con tu chakra predominante para mejorar tu proceso de auto conocimiento, consciencia plena y bienestar general. 

centro energetico

Aunque el mundo de los chakras es extenso y profundo, no tienes que ser un experto para saber cómo conectarte con tu centro energético y vivir esta experiencia espiritual. 

Siéntate sobre un cojín cómodo en una habitación en silencio donde no haya nadie más que tú, prende velas aromáticas o un aromatizador con tu aceite esencial favorito. No tiene que estar oscuro, pero evita las luces blancas. Pon música relajante si quieres. Siéntate sobre el cojín con los pies doblados y pon tus manos en las rodillas, con las palmas abiertas mirando hacia arriba. Es la misma posición de flor de loto que se hace para meditar.

Observa, simplemente observa: el entorno, las paredes, las ventanas, lo que hay a tu alrededor, tu cuerpo, tus manos, la posición de tus pies, tu pecho, tu estómago. Toma consciencia de ti. Luego cierra los ojos y realiza 3 respiraciones profundas y lentas. Haz un recorrido mental por tu cuerpo y sus puntos energéticos: la coronilla, el entrecejo, la garganta, el corazón, el ombligo, la zona íntima y el coxis o base de la columna.

Mientras haces este recorrido en tu mente imagina cada punto con un color, el que se te venga a la cabeza, haz que ese color sea muy fuerte en ese punto y concéntrate. Háblales a estos puntos. Diles lo mucho que amas tu cuerpo y sus órganos, agradéceles por funcionar perfectamente 24 horas al día sin parar. Si tienes alguna molestia en alguno de los puntos antes mencionados, enfócate en pedirle que se alivie y que sane. Por último, abre tus manos como si fueras a abrazar a alguien, aguanta la posición 10 segundos y luego abrázate otros 10 segundos concentrándote en esos puntos de energía. Pon tus manos en posición de oración y di ¡GRACIAS CUERPO POR DARME ENERGÍA! En voz alta. 

Este es un ritual para aprender cómo conectarte con tu centro energético que puedes realizar sin importar tu creencia o prácticas religiosas. Es un momento de conexión e introspección para recordarnos que somos energía, atraemos energía y también la damos.