InicioMantén tu cuerpo activo y mente sanaTiroides. Todo lo que debes saber sobre esta glándula

La tiroides es una glándula fundamental para el buen funcionamiento de muchos sistemas del cuerpo, conocerla puede prevenirnos ante una posible enfermedad de esta.

 

tiroides 2

¿Qué es la tiroides?

Es una glándula endocrina que tiene forma de mariposa y está ubicada en el cuello arriba de la clavícula y debajo de la Nuez de Adán. Produce, almacena y libera hormonas tiroideas como la T3 y T4, encargadas de controlar muchas actividades del organismo que influyen en el buen funcionamiento del metabolismo como: cuán rápido late el corazón y cuántas calorías se queman al día.  

¿En qué  me afecta la tiroides? 

Esta es una de las preguntas más frecuentes al hablar de esta glándula. Debemos saber que si los niveles de las hormonas tiroideas en la sangre son bajos, nuestro metabolismo funcionará más lento. Esta condición se conoce como hipotiroidismo. Por el contrario, si en nuestra sangre hay demasiada hormona de la tiroides, nuestro metabolismo trabajará más rápido, y a esto se le denomina como hipertiroidismo. 

¿Cómo funciona la tiroides?

A la tiroides la controla otra glándula: la hipófisis; y a esta, el hipotálamo, que está ubicada en el cerebro. Cuando las hormonas tiroideas no son suficientes, el hipotálamo y la hipófisis aumentan la síntesis y liberación de las hormonas T3 Y T4 en la sangre. Y si notan exceso de estas hormonas, ponen en marcha mecanismos para disminuir su liberación en el torrente sanguíneo. Cuando hay una enfermedad en la glándula tiroides estos mecanismos de alerta y soporte empiezan a fallar. 

Algunos síntomas del hipotiroidismo son: fatiga, cara hinchada, estreñimiento, debilidad muscular, colesterol elevado, ritmo cardiaco lento, depresión, entre otros. Siempre varían según el nivel de la deficiencia hormonal y el cuerpo de cada uno. Y pueden desarrollarse lentamente a lo largo de varios años. 

Los síntomas del hipertiroidismo son diferentes y también suelen variar de persona a persona, y algunos de ellos son: diarrea frecuente, pérdida de peso, cambios de humor, problemas para dormir, temblor en las manos, intolerancia al calor, entre otros. 

Otras enfermedades que pueden afectar la tiroides son: cáncer de tiroides, nódulos, tiroiditis y bocio, que es el agrandamiento de la glándula. 

Para el diagnóstico de cualquiera de estas afecciones o de hipo e hipertioidismo es necesario realizar exámenes que los ordena un médico especialista. Cada persona recibirá un tratamiento acorde a su historia clínica y condición de salud. 

La tiroides, por tanto, es una glándula fundamental para el buen funcionamiento de muchos sistemas del cuerpo y conocerla y saber cómo nos afecta, puede prevenirnos ante una posible enfermedad de esta.