InicioMantén tu cuerpo activo y mente sanaLa importancia de hacer ejercicio diariamente

El ejercicio diario y en una intensidad moderada, es suficiente para cuidar la salud, mejorar el estado de ánimo y disminuir los factores de riesgo asociados al sedentarismo.

No es raro escuchar, sobre todo en los últimos años, que el ejercicio diario, junto a una buena alimentación, es la mejor medicina. La frase popular que dice “es mejor prevenir que curar” aplica perfectamente cuando de hacer ejercicio se trata. Sin embargo, no sobra aclarar que, para que el ejercicio que hagamos diariamente se considere saludable, debe mantenerse en unos rangos de intensidad y tiempo acordes para la condición física y la edad de cada uno.

ejercicio diariamente

La humanidad cada vez es más cómoda y cuenta con más recursos que promueven el sedentarismo: ascensores y escaleras eléctricas, medios de transporte sin esfuerzo, productos y servicios a domicilio que evitan el desplazamiento. 

Se ha demostrado que una vida sedentaria es uno de los principales factores de riesgo para el desarrollo de las enfermedades no transmisibles, con mayor tasa de mortalidad en el mundo. La obesidad, por ejemplo, se ha triplicado en los últimos 50 años hasta el punto de ser llamada, por algunos, la pandemia del siglo XXI. 

Siguiendo las recomendaciones de actividad física, de la Organización Mundial de la Salud, con 20 minutos continuos de ejercicio diario y en una intensidad moderada, es suficiente para cuidar la salud, mejorar el estado de ánimo y disminuir los factores de riesgo asociados al sedentarismo.

Beneficios del ejercicio diario:

  • Estamos hechos para movernos. Hacer ejercicio diariamente mejora nuestra resistencia física y cardiovascular, lo cual previene enfermedades del corazón.
  • Disminuye el estrés. Al ejercitarnos nuestro cerebro libera endorfinas, las hormonas encargadas de generarnos placer, felicidad y eliminar sensación de dolor. 
  • Hacer ejercicios aeróbicos nos protege de accidentes cerebrovasculares, presión sanguínea elevada o hipertensión arterial, y además mejora nuestra circulación evitando inflamaciones y dolores crónicos. 
  • Nos permite perder peso y mantenernos en un nivel saludable según nuestra composición corporal. El ejercicio nos ayuda a no retener líquidos y a eliminar la sensación de pesadez, pues promueve el buen funcionamiento del sistema digestivo.
  • Sueño reparador. Un beneficio extraordinario del ejercicio es que regula nuestro sueño; nos mantiene activos y concentrados durante el día y nos ayuda a conciliar el sueño más fácil en la noche que es, además, fundamental para la protección del cerebro y la recuperación muscular. 

La estructura corporal que la componen huesos, músculos y articulaciones está diseñada para darnos movimiento. Si dejamos de usar nuestro cuerpo de manera activa y diaria, empezamos a sentir los efectos en forma de molestias, calambres, dolores, caídas, lumbagos e inflamaciones. 

Los músculos cumplen un rol fundamental en la regulación de azúcar en la sangre, lo que los convierte en un factor protector de enfermedades metabólicas, como la diabetes. Por otro lado, estar sentados por más de 6 horas al día está asociado con una mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.