InicioMantén tu cuerpo activo y mente sanaLo que tu tipo de sangre revela de ti. Alimentos que debes consumir según tu grupo sanguíneo

Existen algunos alimentos que influyen de manera positiva o negativa en tu salud según tu tipo de sangre.

El tipo de sangre que tengas importa en diferentes aspectos de tu vida y afecta tu salud de una u otra manera. La sangre se forma debido a la presencia de antígenos o moléculas llamadas A y B, y a una proteína conocida como Rh. Estos tres factores determinan los 8 tipos de sangre existentes que son: A+, A-, B+, B-, AB+, AB-, O+ y O-. 

Cada tipo de sangre influye de diferente manera en tu organismo, afecta los vasos sanguíneos, las neuronas y la cantidad de plaquetas, y por ende, está directamente ligada al riesgo de padecer diferentes enfermedades. También, tu dieta según tu tipo de sangre, puede influir de manera positiva o negativa en estos riesgos y en tu día a día. 

Los tipos de sangre A, B y AB tienen más riesgo de sufrir ataques o enfermedades cardiacas. Por lo que su dieta debe ser más alta en proteínas, vegetales y grasas buenas, y pocos carbohidratos y azúcares refinados. Esto debido a la probabilidad de un taponamiento de arterias. No significa que todas las personas con este tipo de sangre van a sufrir de estas afecciones, pero su sangre está predispuesta genéticamente para ello, por lo que una dieta con las condiciones mencionadas es ideal para disminuir el riesgo. 

Las personas con tipo de sangre O tienen menos riesgo de producir coágulos en la sangre, sin embargo, esto hace que sean más propensas a un sangrado excesivo debido a la capacidad disminuida de coagulación en caso de hemorragias o heridas profundas. Estas personas deben incluir en su dieta alimentos ricos en hierro y en Vitamina K, como lo son: las espinacas, los espárragos, la remolacha, el hígado, la carne de res magra, el repollo morado, entre otros. 

Por otro lado, las personas con tipo de sangre AB son un 82% más propensas a sufrir enfermedades del cerebro como la demencia o el alzhéimer. Según esto, su alimentación debe ser rica en grasas buenas como el aguacate, las nueces y el aceite de coco; proteínas de carnes blancas como el salmón, la trucha o el róbalo; vegetales como los champiñones, las espinacas, la cebolla, el ajo, las berenjenas y los tomates; y baja en alimentos muy procesados que inflaman el cerebro, como los dulces, tortas, postres y panes con mucho contenido de gluten. 

alimentos según tipo de sangre1

Si bien una buena alimentación no le hace mal a nadie, hay ciertos alimentos que puedes incluir en tu dieta según tu tipo de sangre y consumirlos con mayor o menor frecuencia de acuerdo a tus gustos y necesidades. Sin duda, todo lo que comemos influye directamente en nuestro organismo y afecta nuestra salud, pero saber qué enfermedades o afecciones podemos padecer según nuestro tipo de sangre, nos ayudará a tomar mejores decisiones y ser más conscientes de cómo nos alimentamos y cómo nos cuidamos.