Inicio¿Cómo ayudar a otros a hacer frente al duelo?

Es inevitable reconocer que con el pasar de los años estamos más expuestos a la pérdida de nuestros seres queridos. Incluso, nosotros mismos - a medida que envejecemos -, empezamos a pensar en la muerte y hasta negociamos con ella: le sugerimos cuándo y cómo queremos que nos “lleve”. 

Cuando perdemos a alguien – especialmente con la situación que hoy continuamos viviendo - no sólo nos produce enormes cambios emocionales, sino que modifica nuestra rutina e incluso nuestros ritos para despedir a la persona amada se ven truncados. A partir de ese momento tendremos que dormir, comer o vivir solos. Nos embarga la rabia, la incertidumbre y la tristeza. Muchas veces los hijos y nietos, tan ocupados, no pueden parar unos minutos para realmente acompañarnos y, de hecho, somos nosotros los que terminamos por consolarlos a ellos diciendo: “No lloramos, para que no se preocupen”.

¿Qué podemos hacer entonces para ayudar a mitigar el dolor de quienes pierden a un ser querido? Descarga el PDF y conoce algunos consejos para ayudar al otro frente al duelo. No olvides ¡compartirlo con tus seres queridos!

Evitemos frases automáticas

  • Evitemos frases como: “Sé lo que sientes”, “El tiempo todo lo cura” “Esto también pasará” o “Dios sabe por qué se lo llevó”. Solo lograremos que el otro sienta que estamos minimizando su pérdida.

 

Incentivemos la libre expresión

  • Incentivemos a esa persona a no aislarse e invitémoslo a que hable y exprese sus pensamientos y emociones. Poco a poco y sin presiones, ayudaremos a que resuelva más rápidamente su angustia. 

 

Mostrémonos cercanos 

Escuchemos lo que quiere decirnos, no importa que nos repita la misma anécdota un sinfín de veces. Si percibimos que la persona quiere llorar, permitamos que lo haga. No tenemos que decir nada especial, sólo estar a su lado. 

 

Brindemos ayuda

  • No esperemos que nos pida ayuda, no lo hará. Espontáneamente ayudemos en las compras, en la preparación de los alimentos o en lo que consideremos que sea necesario en ese momento.

 

Animémoslo a expresarse de maneras diferentes

  • Incentivemos a que le escriba una carta al ser querido ausente, expresándole todo lo que siente y anotando qué haría si tuviera otra oportunidad de estar juntos.

 

Creemos momentos de valor

  • Ayudemos a crear un momento conmemorativo en honor a la persona fallecida. Sembremos una planta en su nombre, realicemos un donativo u organicemos un álbum con las fotos de los mejores momentos juntos.

 

Ayudemos a mantener la mente activa

  • Realizar pequeñas actividades físicas o artísticas ayudará a disminuir la sensación de agobio y el estrés. Acompañémoslo a que las haga.

 

Garanticemos momentos de privacidad

  • En la situación especial que estamos viviendo, de una u otra forma, todos estamos teniendo modificaciones de nuestra rutina. Es importante darle privacidad a quien quiere llorar su dolor. Propiciemos espacios y tiempo para que pueda estar consigo mismo.

 

Compartamos nuestros sentimientos

  • Si nosotros también estamos viviendo un duelo, el solo hecho de acompañarnos y expresarnos mutuamente, nos ayudará a todos.

 

Si es necesario, pidamos ayuda

  • Finalmente, si estamos sintiendo que el dolor y la sensación de soledad son extremas y no podemos manejarlas, pidamos ayuda.

 

Perder a quienes amamos es uno de los dolores más grandes existentes. Es por estas razones que, ayudar a una persona que está afrontando una pérdida puede ser una tarea difícil, especialmente por el temor de decir algo inapropiado o simplemente no saber como llevar la situación de la mejor manera posible. Sin embargo, esperamos que con ayuda de estos consejos para ayudar al otro frente al duelo podamos brindar apoyo y ayudemos a quienes estén pasando por esta difícil prueba.

 

Escrito por: Victoria Eugenia Arango Lopera, Médica internista-geriatra asesora en envejecimiento y vejez en IPS SURA